Deducción de Automóviles

Al finalizar el año 2010 las empresas empiezan a preparar la presentación de la declaración anual, el cual como todos sabemos el plazo máximo para su presentación es el 31 de Marzo para personas morales y el 30 de Abril para personas físicas. Dicha declaración constituye un aspecto primordial para los contribuyentes, ya que a través de esta se informa a la autoridad sobre los movimientos que realizaron en el año en los diferentes rubros fiscales.
Uno de los rubros más importantes lo constituye la deducción de  inversiones, el cual está compuesta por los activos fijos, gastos y cargos diferidos de la empresa, cuyo manejo en cada rubro es peculiar, por lo que en el presente caso abordaremos únicamente la deducción de inversiones en el concepto de activos fijos, para ser más específicos deducción de automóviles.

Mucho se ha cuestionado por los empresarios porque no pueden comprar un automóvil de lujo para el desarrollo de las actividades de la empresa, y la respuesta de los contadores es tajante al comentar “La Ley del ISR no permite la deducción de automóviles en un monto mayor a los $ 175,000.00 (ciento setenta y cinco mil pesos)”, e incluso lo fundamenta en el artículo 42 fracción II el cual establece:

Artículo 42. La deducción de las inversiones se sujetará a las reglas siguientes:

II.    Las inversiones en automóviles sólo serán deducibles hasta por un monto de $175,000.00.

Párrafo reformado DOF 30-12-2002, 27-12-2006
En virtud de ello el empresario se limita a comprar automóviles con menor precio, o incluso a comprarlo “por fuera” o simplemente no deducir la diferencia entre el valor del automóvil y los $ 175,000.00 (ciento setenta y cinco mil pesos), lo cual provoca que no esté deduciendo adecuadamente lo que la propia Ley le permite.

Efectivamente la fracción II del artículo 42 limita la deducción de automóviles hasta los $175,000.00, dicho en otras palabras, limita el monto de la deducción del automóvil en el ejercicio, más nunca limita el valor del automóvil ya que el artículo 37 de la misma Ley del Impuesto Sobre la Renta establece en su primer párrafo lo siguiente:
Artículo 37. Las inversiones únicamente se podrán deducir mediante la aplicación, en cada ejercicio, de los por cientos máximos autorizados por esta Ley, sobre el monto original de la inversión, con las limitaciones en deducciones que, en su caso, establezca esta Ley. …

Analicemos más detenidamente el primer párrafo
“Las inversiones únicamente se podrán deducir mediante la aplicación, en cada ejercicio”…
Es decir cada ejercicio podemos deducir las inversiones que realicemos, no nada más se centra al ejercicio de adquisición de la inversión.
…”de los por cientos máximos autorizados por esta Ley, sobre el monto original de la inversión…” 
En el caso de la deducción de automóviles el porciento máximo se encuentra establecido en el artículo 40 fracción VI de la mencionada Ley
Artículo 40. Los por cientos máximos autorizados, tratándose de activos fijos por tipo de bien son los siguientes:


VI.     25% para automóviles, autobuses, camiones de carga, tractocamiones, montacargas y remolques.

Fracción reformada DOF 23-12-2005

Dicho porcentaje lo aplicara sobre el monto original de la inversión, o dicho de otra manera sobre el valor del automóvil en cada ejercicio.
“… con las limitaciones en deducciones que, en su caso, establezca esta Ley.” …

Dicha limitación como ya se ha mencionado se encuentra establecido en el artículo 42 fracción II de la LISR.
Es decir si derivado de la aplicación del porcentaje (25%) sobre el monto original de la inversión (valor del automóvil) sea mayor a lo establecido en el artículo 42 fracción II ($ 175,000.00) lo máximo que puedes deducir son los $ 175,000.00 en cada ejercicio, hasta llegar al valor del automóvil, de tal manera que no forzosamente el automóvil se deprecia en 4 años, esto depende del valor del automóvil, aunque también es importante mencionar que la Ley no establece que hasta el valor del activo fijo, por lo que en una aplicación más estricta tendríamos que lo podrías seguir deduciendo siempre y cuando se reúnan los requisitos del activo fijo, pero eso será tema de otro artículo.
En un ejemplo práctico tenemos lo siguiente:
Ejercicio 2010
  • Valor del automóvil                                                                         $ 1’000,000.00
  • Porcentaje a deducir (42 fracc. VI LISR)                                                            25%
  • Resultado                                                                                          $ 250,000.00
  • Monto máximo de deducción en el ejercicio 2010 (42 fracción II LISR)     $ 175,000.00
  • Deducción del ejercicio 2010                                                              $ 175,000.00

En los siguientes años se aplicaría el mismo procedimiento hasta llegar al valor del automóvil, en el presente caso la deducción en cada ejercicio sería:
  • 2010        $ 175,000.00
  • 2011        $ 175,000.00
  • 2012        $ 175,000.00
  • 2013        $ 175,000.00
  • 2014        $ 175,000.00
  • 2015        $ 175,000.00
  • Total    $ 1´000,000.00

En resumen la Ley del Impuesto Sobre la Renta establece un tope al monto de la deducción de inversiones más no al monto original de la inversión (valor del automóvil) sobre el cual se aplican los porcientos máximos, ya que es muy común que se considere los 175,000.00 como monto original de la inversión sobre lo cual se aplica el porcentaje establecido por Ley, lo cual acarreará un perjuicio para el contribuyente ya que no estaría deduciendo lo que la Ley le permite.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

La mayoria de los contadores y auditores no lo hacen como esta mencionado en el blog sin embargo sabemos que la autoridad no ha dicho nada al respecto porque no le hacemos llegar si adecuada la deduccion en este sentido

Anónimo dijo...

Y ENTONCES QUIERO ENTENDER QUE EL ARTI. 27 NO CUENTA EN EL CUAL DICE QUE ES EL MONTO ORIGINAL DE LA INVERSION ?

MRCI, Manejo de Recursos y Controles Inteligentes dijo...

El artículo quinto primer párrafo del Código Fiscal de la Federación establece lo siguiente:

Artículo 5.- Las disposiciones fiscales que establezcan cargas a los particulares y las que señalan excepciones a las mismas, así como las que fijan las infracciones y sanciones, son de aplicación estricta. Se considera que establecen cargas a los particulares las normas que se refieren al sujeto, objeto, base, tasa o tarifa.

Dado que la deducción afecta directamente a la determinación de la base, procedemos a aplicar de manera estricta la fracción segunda del artículo 42 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Artículo 42. La deducción de las inversiones se sujetará a las reglas siguientes:

II. Las inversiones en automóviles sólo serán deducibles hasta por un monto de $175,000.00.

Párrafo reformado DOF 30-12-2002, 27-12-2006

En ninguna parte de la fracción II menciona el “Monto Original de la Inversión” en comparación con la fracción III que establece lo siguiente:

III. Las inversiones en casas habitación y en comedores, que por su naturaleza no estén a disposición de todos los trabajadores de la empresa, así como en aviones y embarcaciones que no tengan concesión o permiso del Gobierno Federal para ser explotados comercialmente, sólo serán deducibles en los casos que reúnan los requisitos que señale el Reglamento de esta Ley. "En el caso de aviones, la deducción se calculará considerando como monto original máximo de la inversión, una cantidad equivalente a $8’600,000.00."

El énfasis es nuestro.

Por lo que si la finalidad del legislador hubiera sido topar el “monto máximo del valor del automóvil”, la redacción en la fracción II debió ser similar a la fracción III, misma que claramente establece la cantidad que se considerará como monto original máximo de la inversión.

El artículo 42 de la Ley del Impuesto sobre la Renta establece la deducción y no el monto original máximo de la inversión.

Agradecemos sus comentarios, saludos.

Hector Enrique Sánchez Coronel dijo...

Me parece muy interesante la manera en que se interpreta la ley en este caso. Sin embargo me gustaría saber si ya han defendido esta interpretación ante un tribunal, ya que existe una jurisprudencia (2 de marzo del 2011 2a./J. 53/2011.) en la cual se explica que la razón de la limitación en la deducción es evitar la evasión fiscal mediante la adquisición de automóviles de lujo que no son necesarios para el funcionamiento normal de la empresa que haga la deducción. Más sin embargo no se explica igualmente, en dicha jurisprudencia, si dicho límite es por el valor de la unidad o si es el monto anual.

Me dedico a la venta de automóviles y este tema me parece sumamente interesante.

Espero respuesta.

C.P. Lourdes Leon Santiago dijo...

Hola Hector buen día
Al respecto te comento que este mecanismo de deducción de automoviles, no lo hemos defendido en juicios, todavez que no ha sido necesario, debido a que tanto en revisiones de gabinete como en visitas domiciliarias no ha sido observado, esto debido a que dicho procedimiento se apega a lo establecido en la ley.